Corpoboyacá rechaza todo tipo de acción que atente contra vida de nuestros animalitos

La Corporación Autónoma Regional de Boyacá, gracias al apoyo y acompañamiento de la Policía Ambiental y Ecológica del departamento y del médico veterinario Enrique Lizcano, llevaron a cabo un operativo de decomiso de fauna silvestre en Duitama.

Esto gracias a las denuncias de la ciudadanía, que alertaron sobre la presencia de un venado en el garaje de una vivienda ubicada en el barrio San Fernando de este municipio, una vez allí, las autoridades comprobaron que el animal se encontraba en condiciones de tenencia deplorables.

Luego de que el espécimen fuera trasladado e ingresado al Hogar de Paso de la Fundación Universitaria Juan de Castellanos en Tunja, se evidenció que se trataba de un venado soche de la especie Mazama americana (que habita en zonas bajas de máximo 1.200 metros sobre el nivel del mar), hembra de aproximadamente 5 meses de edad que aún se encontraba en estado de lactancia, y que por las graves condiciones de su cautiverio, murió en las últimas horas.

Una vez evaluados el estado clínico y el resultado de la necropsia del venado, se determinó que su muerte fue causada por mal de altura, ya que Duitama se encuentra a 2530 metros sobre el nivel del mar, lo que le causó un edema pulmonar. Este diagnóstico también permitió establecer que el ejemplar no llevaba más de 8 días en dicho sector, ya que a esta altura no sobreviven más de 10 días.

Igualmente, durante la necropsia se encontraron una bolsa plástica y cabuyas en su estómago, además de una hernia abdominal causadas por las inadecuadas condiciones en las que se encontraba al momento de la incautación.

Estos lamentables hechos muestran el grave daño al que es sometida nuestra fauna silvestre cuando es extraída de su medio natural, por este motivo Corpoboyacá rechaza cualquier tipo de práctica que ponga en peligro la vida de nuestros animales, y le recuerda a la comunidad en general que ellos: ¨no son mascotas, no son cosas, son animales que están adaptados a las condiciones de los ecosistemas que habitan, sacarlos, sólo les causa daño y en la mayoría de los casos la muerte¨.

Por lo anterior, el Director General de la Corporación, Ricardo López, le recuerda a la ciudadanía boyacense que este tipo de prácticas les acarrean sanciones legales a quienes las realizan, ya que extraer fauna silvestre de su medio natural sin la respectiva autorización de la Autoridad Ambiental es un delito.

Durante el operativo de decomiso la persona que presuntamente tenía en su poder el venado no pudo ser ubicada, y la autoridad competente ya puso en marcha las medidas investigativas y judiciales que ubiquen a los responsables de este delito.