La paradoja de proteger los páramos, debilitando la autoridad ambiental regional



ASOCARS afirma que el Proyecto de Ley de Páramos abarca buenas intenciones para su protección con la gestión y labor de las Corporaciones Autónomas Regionales, pero, este mismo le quita los recursos económicos para cumplir su misión. ASOCARS hace un llamado al Presidente de la República a objetarlo.

Gran preocupación respecto al proyecto de ley que busca la conservación de páramos, manifestó la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible ASOCARS, en vista de que este proyecto de ley las debilita.

“Aclaramos que estamos de acuerdo con el objeto del proyecto de ley tendiente a la conservación de los páramos, sin embargo, pone en riesgo no sólo la implementación de las medidas adoptadas en función de los páramos, sino también, el ejercicio de la autoridad y la gestión ambiental adelantada en todo el país, análisis que nos permite presentar suficientes razones de inconstitucionalidad e inconveniencia, para solicitar respetuosamente pero con absoluta convicción al Presidente de la República Juan Manuel Santos, que objete este proyecto de ley y lo devuelva al Congreso de la República para su modificación”, afirmó Ramón Leal Leal, director ejecutivo de ASOCARS.

Según ASOCARS, este proyecto de ley tiene una vocación centralista, ya que toma como recursos financieros para su implementación dos rentas propias de las CAR: transferencias del sector eléctrico TSE y las tasas por utilización de agua, TUA, recursos generados y manejados desde las regiones, que pasarían a ser administrados y distribuidos por el Gobierno Nacional, contrariando la Constitución Política, así como la Ley 99 de 1993, respecto del manejo y destinación de los recursos para la gestión ambiental, en cabeza de las CAR, generando un manto de inconstitucionalidad sobre este texto.

Dentro de las razones de inconveniencia, se argumenta las transferencias del sector eléctrico, por cuanto ocasiona una competencia nociva entre entidades que integran el Sistema Nacional Ambiental, como lo son las CAR y Parques Nacionales Naturales  respecto de recursos que legal e históricamente corresponden a las CAR.

“Se deja sin financiación una serie de programas y proyectos alrededor del recurso hídrico y la gestión ambiental, enfocándose en los escasos y limitados recursos existentes para la gestión ambiental, siendo contrario al fortalecimiento institucional que demandan estas autoridades ambientales para cumplir no solo con la adecuada administración de los páramos, sino con una serie de retos ambientales presentes en cada una de las regiones”, manifestó Leal.

En este sentido, es incierta la forma como se ejecutarán por parte de las CAR el cúmulo de funciones previstas en el proyecto de ley, más aún, su permanencia como entidades técnicamente sólidas y presentes en el territorio, lo que debilitará en mayor medida la gestión ambiental en el país.

Las anteriores son algunos de los argumentos de inconstitucionalidad de inconveniencia que ASOCARS ha identificado de este proyecto de ley por lo tanto reitera su solicitud al Presidente de la República de objetar este proyecto de ley de tal manera que se ajuste a las necesidades y requerimientos de la institucionalidad ambiental que permita cumplir con el objeto del proyecto.