Tasa compensatoria por caza de fauna silvestre



Las Tasa compensatoria por caza de fauna silvestre son un tributo para ayudar a financiar la gestión y la conservación de la fauna silvestre nativa, reglamentada en desarrollo del artículo 42 de la Ley 99 de 1993.

La fauna silvestre nativa es el conjunto de especies animales distribuidas naturalmente en el país. “…Se comprende bajo la acción genérica de CAZAR todo medio de buscar, perseguir, acosar, aprehender o matar individuos o especímenes de la fauna silvestre o recolectar sus productos”. Decreto 1076 de 2015.

¿Quiénes deben pagar la Tasa?

  1. Todos los usuarios que cacen la fauna silvestre nativa, en virtud de las autorizaciones para ejercer los diferentes tipos de caza:
    • Caza Comercial y de fomento (zoológicos, zoocriaderos)
    • Caza científica (con fines de investigación)
    • Caza deportiva y caza de control
  2. Usuarios que ejerzan la caza sin las respectivas autorizaciones (información que reporta el área de sancionatorio ambiental).
  3. No se cobra la caza de subsistencia, ni a las especies exóticas ni al recurso pesquero.

¿A qué se destinan los recursos recaudados?

A la protección y renovación de la fauna silvestre como son: Formulación e implementación de planes y programas de conservación y uso sostenible de especies, la Estrategias para el control del tráfico ilegal, la restauración de áreas de importancia faunística, entre otros. Es prioritaria la inversión en monitoreo y la elaboración de estudios de investigación básica y aplicada.