Actualizado julio 14, 2017

Plan de acción 2016 a 2019


Vislumbrar en forma conjunta con todas las instancias gubernamentales, sociales y productivas presentes en la jurisdicción de CORPOBOYACÁ la senda que diseccionará el actuar de la Entidad, es evidencia clara del compromiso que le asiste a la actual administración de la Corporación en la construcción de su Plan de Acción 2016 – 2019, el cual es el reflejo del conocimiento del territorio en cuanto a sus necesidades y potencialidades en pro de mantener un equilibrio e interacción entre lo humano y lo natural, soportado en la confianza de sus comunidades, al saber y tener la certeza que se cuenta con una herramienta de planificación pertinente, que ha considerado en tiempos específicos y bajo la asignación de recursos humanos y económicos disponibles el logro y cubrimiento de los requerimientos y escenarios que demanda el desarrollo sostenible de la región.

Grandes retos sobre el quehacer ambiental se advierten para CORPOBOYACÁ, pero así mismo, grandes son las acciones y los esfuerzos que enmarcan el Plan de Acción que se presenta, encaminados a lograr la recuperación del río Chicamocha como eje hídrico del nuestra región; a salvaguardar los bienes y servicios ambientales de los Lagos de Tota y Sochagota; a fomentar la participación de los sectores productivos en la reconversión tecnológica de sus procesos, primordialmente sobre aquellos que afecten la calidad del aire incidentes en el aumento de partículas y gases de efecto invernadero precursores del cambio climático; a la restauración y protección de zonas de interés ecológico y áreas protegidas como las Serranías de las Quinchas, localizada en la provincia de occidente y la Serranía El Peligro, situada en la Provincia de Ricaurte; de igual manera se propone un gran esfuerzo para proteger los complejos de páramo existentes en nuestra jurisdicción, mediante su delimitación y posterior formulación y ejecución de planes de manejo, que resulten en la armonía de los ecosistemas y los habitantes nativos de páramo; a priorizar la gestión del riesgo como un factor determinante de bienestar; a trabajar en la ordenación de las principales cuencas hidrográficas bajo modelos de participación ciudadana, ejerciendo su función de autoridad ambiental en procura de un desarrollo armónico para sus moradores, sin que ello afecte los recursos naturales como su flora y su fauna, afianzado en un esquema de educación ambiental que propenda por generar un cambio de actitud responsable, frente al manejo y aprovechamiento de los recursos naturales y la minimización de los impactos adversos sobre el entorno que suelen asociarse a las actividades productivas realizadas en la región.

Documentos anexos

Plan de acción 2016 - 2019 en formato PDF